por Redacción . Hace 3 meses

Gary Oldman estuvo a punto de rechazar el papel de Winston Churchill en Las horas más oscuras, ya que “otros lo han interpretado, y muy bien “, dijo antes de aceptar el papel. Seguramente se refería a las notables interpretaciones que habían realizado del primer ministro británico, tanto Robert Hardy y Albert Finney, como Brian Cox. Incluso el gran John Lithgow en la serie de Netflix The Crown.

Foto vía: killfilmscineblog.blogspot.com.ar

“Me decidí a interpretar el papel por que cuando leí el libro descubrí que Churchill no esta siendo encarado como un viejo cascarrabias sino como una persona con energía divertida”. Para adentrarse en el personaje, este extraordinario actor llamado Gary Oldman imaginó a Sir Winston Churchill cuando era niño para poder capturar la esencia de su carácter, “porque aun cuando interpreto a un villano, trato de encontrar una característica redentora de la persona”.

Foto vía: cinemaview.sk

Y el gran Gary Oldman lo logró. La infancia completa se puede ver en la mirada de Gary en la piel de Winston, en el carácter y la actitud corporal, forjada por los años que se vieron reflejados en su postura corporal y sus gestos. Una actuación antológica, acerca de un personaje que cambió la historia de Europa. Amado y odiado a tal punto, que meses después de terminada una guerra en la que él involucó a los EEUU para poder ganar, perdió las elecciones. El tiempo demostraría que se debió más a un cambio de aire que necesitaba la isla antes que un rechazo a su persona a quien consideraban un héroe.

Foto vía: fansshare.com

Gary Leonard Oldman, casado 5 veces, entre ellas con mujeres bellas y talentosas como Isabella Rossellini y Uma Thurman. Gary Oldman, el policía obsesionado en El perfecto asesino, el Mason Verger de El silencio de los inocentes, el Sirius Black de Harry Potter, el Drácula, de Bram Stoker de Francis Ford Coppola, entre otras, lo volvió a hacer. Interpretó al mejor Winston Churchill de la historia del cine según

Foto vía: vogue.in

Finalmente Gary se llevó la estatuilla que tanto esperó. Se desfiguró miles de veces para hacer personajes desde los más tiernos a los más profundos y ganó con uno que debía hacer de niño, cascarrabias y héroe, Sir Winston Churchill. Los Oscars además dejaron a Guillermo del Toro como mejor director por La Forma del agua. A la gran Frances Mc Dormand,quien ya había ganado uno por su papel en Fargo, por Three billboards outside Ebbing, Missouri,  y La forma del Agua como mejor película. Pero nosotros nos quedamos con nuestro héroe de hoy, quien, en las palabras de rigor, recordó a su madre, a sus asistentes y agradeció a Sir Winston por ser “un maravilloso compañero en un gran viaje”

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias