por Federico García. Hace 9 meses

Al aterrizar en Tokyo, una de las primeras cosas que me llaman la atención es la moda. Para ser más específico, lo que el mundo occidental conoce como ‘Harajuku Girls’.

Kumiko-fn1-deviantart.comFoto vía: deviantart.com

Kumiko-fn2-chinese.fansshare.comFoto vía: chinese.fansshare.com

Kumiko-fn3-revoltadopornatureza.blogspot.com.arFoto vía: revoltadopornatureza.blogspot.com.ar

Al pisar por primera vez las calles que rodean la estación de Harajuku, me encuentro con hordas de jóvenes que se visten de maneras, a nuestro entender ridículas, y cuyas fotos circulan por el mundo como una manera de demostrar de que Japón vive en una sintonía completamente distinta a la del resto del planeta (lo cual es absolutamente verdad).

Con el correr de los días y los meses, uno empieza a acostumbrarse a esta manera de vestirse y a descubrir que, dentro de Takeshita Dori (el ground zero de la juventud japonesa), hay variantes de esta moda tan extremas que logran que estas Harajuku Girls le empiecen a resultar a uno de lo más normalito que se pueda encontrar.

Entre las  responsables de este movimiento fashion, se encuentra Kumiko Ijima.

Kumiko es una estilista japonesa egresada del Bunka Fashion College en Tokyo, la primera escuela de moda nacida en tierras del sol naciente, fundada allá por 1923 y de donde surgieran talentos tales como Yohji Yamamoto (¿Adidas Y-3 les suena?) o Tsumori Chisato.

Luego de dar sus primeros pasos profesionales en publicaciones como Vogue Japan, Kumiko enfocó su carrera dedicándose principalmente al estilismo y al diseño de moda, donde empezó a imponer su impronta al convertirse en la estilista de la estrella más importante del J-Pop (pop japonés), Kyary Pamyu Pamyu, a quien le roban desde occidente, entre otras, estrellas mundiales del pop como Nicki Minaj.

Desde entonces, Kumiko se ha convertido en una de las responsables de popularizar este look repleto de colores llamativos, accesorios y personajitos ‘kawaii’ (cute en inglés o lindito en argentino) dentro del mercado japonés.

No sólo a través de su trabajo con Kyary Pamyu Pamyu sino también a través de sus incursiones publicitarias: la estilista ha colaborado con marcas de la talla de Adidas, Shiseido, Nissan, Panasonic, Nintendo, Dell, McDonald’s, Swaroski o el mismísimo Citibank, entre otras.

El trabajo de Kumiko es de tal relevancia, que ya llegado a realizar exhibiciones en solitario en ciudades como Tokyo u Osaka.

Tal vez para Latinoamérica los looks que propone Kumiko sean un tanto arriesgados, bordeando lo ridículo. Pero si estrellas del pop como Gwen Stefani o Nicki Minaj ya los han adoptado, no duden de que en un futuro tal vez no tan lejano podremos ver algunos de estos outfits por las calles de Buenos Aires, Santiago, Bogotá o México DF.

Por lo pronto, imagino que tal vez no estemos tan lejos de verlos en el mundo de la moda, en algún comercial de estética futurista o si no, por lo menos, en una nota como ésta, donde usamos el styling de Kumiko para demostrar que los japoneses viven a años luz de nosotros, y claramente en otro planeta.

Federico García (Desde Tokyo)

Acerca del Autor

Federico García

Redactor. Director Creativo en J W Thompson, Ogilvy & Mather Argentina/Tokyo/Nueva York.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias