por Redacción . Hace 7 meses

Su infancia.

Didier Yves Drogba Tébily, se mudó a Francia a los 5 años de edad, proveniente de su Costa de Marfil natal, enviado por sus padres a vivir con su tío Michael Goba, un futbolista profesional. Sin embargo, 3 años después regresó a Abiyán por una profunda nostalgia, donde jugaba al fútbol en los parkings de coches que se transformaban en auténticos estadios y se destacaba del resto. Su regreso a Costa de Marfil fue muy corto ya que sus padres perdieron su trabajo, por lo que tuvo que regresar a Francia a vivir con su tío.

drogba-fn1Foto vía: movenoticias.com

Sus inicios en el fútbol profesional.

En el país galo Drogba fue creciendo, no sólo como jugador sino como persona. Es en los suburbios parisínos donde comienza a convertirse en leyenda, al firmar su primer contrato con un club profesional: el Levallois, con apenas 15 años.

Un par de años después lo ficha el Le Mans, un club de la segunda división francesa donde jugó cuatro temporadas, hasta que mediados de la temporada 2001-2002 dio el salto a la primera división de la mano del Guingamp. En la seguiente temporada, Drogba juega 34 partidos, anota 17 goles y es vendido al Olympique por 6 millones de euros.

En Marsella, donde permanece sólo una temporada, repite la racha y anota 19 goles en 35 partidos, que le alcanzan para llegar a la final de la Copa de la UEFA y ser elegido Mejor Jugador de la Liga Francesa.

Su llegada al Chelsea.

El Chelsea, del multimillonario ruso Román Abramóvich, se interesa por su habilidad y capacidad goleadora, así que en el 2004 se convierte en el pase más caro de la historia del club londinense, que desembolsa 24 millones de libras por su fichaje.

En esa misma temporada, con José Mourinho como DT, el Chelsea ganó la Premier League después de 50 años de sequía y la Football League Cup, donde Drogba anotó el gol de la victoria por 3-2 sobre el Liverpool.

Su heroísmo.

Su éxito en el Chelsea se extendió durante años hasta que el 19 de Mayo del 2012, en el Allianz Arena de Munich, ante 68.000 espectadores, Didier Drogba convierte el gol del empate frente al Bayern Munich faltando 2’ para el final, lo que le permite ir al alargue, luego a penales y sellar el gol de la victoria, que le dió la primera Champions League de la historia al Chelsea.

Sin duda, se transformó en un héroe. Pero más héroe aún fue cuando se lo vió consolar con un abrazo a Arjen Robben después de que éste errara el penal que le costaría tan caro al Bayern.

Sus inquietudes humanitarias.

Luego de que Costa de Marfil clasificara para el Mundial de Fútbol del 2006 en Alemania, tomó el micrófono, se arrodilló frente a las cámaras de TV e imploró a los dos bandos que se enfrentaban en una cruel guerra civil en su patria, para que terminaran el conflicto. La respuesta fue el cese del fuego después de 5 años de conflicto armado.

A tal punto llega su compromiso, que en el 2009 decidió crear su propia Fundación, cuyo primer proyecto consistió en construir un hospital con la atención sanitaria básica para otorgarle una oportunidad de vida a los menos favorecidos. Más allá de las donaciones que logra año a año, donó tres millones de libras que había recibido de un contrato publicitario con una gaseosa, para construir un Hospital-orfanato para los niños que fueron víctimas de la guerra.

Su inquebrantable fe.

En Costa de Marfil se lo considera el mejor deportista que haya dado en su historia. Y en el resto del Mundo, como uno de los mejores jugadores de fútbol del planeta.

Casado, padre de tres niños, tiene la firme convicción de que no vale de nada la fe, si no se manifiesta a través del amor al prójimo.

Un grande.

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias