por Jorge Passo. Hace 3 meses

Se llamaba David Rockefeller. Era dueño de un imperio incalculable. Durante su vida se reunió con más de 200 mandatarios que le rindieron pleitesía. En la habitación donde nació en 1915 hoy se encuentra el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Su casa también podría haber sido un museo. La mansión de nueve plantas era, por aquel entonces, la residencia privada más grande de la Gran Manzana.

diariodigitalcolombiano.comFoto vía: diariodigitalcolombiano.com

El terreno del edificio de la ONU, el complejo Rockefeller Center, el edificio de Chase Manhattan, por sólo nombrar algunos miles de metros cuadrados, fueron propiedad de los Rockefeller. Dueños absolutos de Nueva York y de un imperio que se extendió más allá del real state.

6iee.comFoto vía: 6iee.com

Su abuelo John D. Rockefeller, fundador de la Standar Oil, fue el primer multimillonario de la historia. De su padre John D. Junior heredó, además cierta inclinación por la filantropía. El amor de David por el arte y por el dinero era una operación de suma cero. Su inventario incluye una gran colección de pinturas, grabados y esculturas, como la emblemática estatua de bronce “Prometeo”, expuesta en la Lower Plaza del Rockefeller Center, en Nueva York.

traveladdicts.netFoto vía: traveladdicts.net

En 1936, David Rockefeller se graduó en la Universidad de Harvard y posteriormente realizó un año de estudios en la London School of Economics. Allí conoció a John F. Kennedy, aunque ambos habían estudiado en Harvard, y además fueron casi familiares durante algunos meses cuando David tuvo un noviazgo con la hermana de John, Kathleen.

ivy-style.comFoto vía: ivy-style.com

David fue el presidente del Chase Manhattan Bank y también desempeñó el papel de embajador honorario del capitalismo norteamericano. Durante décadas extendió su influencia por todo el planeta. Ferviente defensor de la democracia. Y de las dictaduras que acataban sus sugerencias, su poder de facto.

taiwannews.com.twFoto vía: taiwannews.com.tw

Su abuelo solía decirle que no debía tener miedo a renunciar a lo bueno para ir por lo grande y a partir de esto convertirse en líder. Eso fue lo que David hizo. Durante 101 años.

Acerca del Autor

Jorge Passo

Periodista, productor y conductor, con 38 años de trabajos en Argentina y Uruguay. Trabajó en Canal 7, Radio provincia y otros medios nacionales. En Uruguay fue parte de la creación de 95,1 Punta del Este, donde vivo 12 años, condujo y musicalizó programas propios. Trabajó en Océano FM y Canal 7 de Punta del Este. Fue corresponsal de TN de Argentina en ese lugar mas de 5 años.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias