por Redacción . Hace 7 meses

Charles Saatchi nació en Bagdad, en Junio de 1943. De origen judío, llegó a Londres a una temprana edad, acompañado de sus padres.

saatchi-fn1Foto vía: moreaboutadvertising.com

Junto a su hermano Maurice, crearon Saatchi & Saatchi, una agencia de publicidad que en sus inicios estaba formada por apenas 8 personas, entre las que se encontraban (además de Charles y Maurice), un joven John Hegarty y un tal Martin Sorrell como Director Financiero.

Ubicada en un pequeño basement en Londres, cuenta la leyenda que este pequeño grupo de soñadores se presentó a la licitación del anunciante más grande del momento, las máquinas de coser Singer y que pusieron como única condición que la presentación se realizara a las 7pm (cuando en Londres las oficinas se vacían a las 5 de la tarde).

Aprovecharon esas dos horas para colocar largas banderas que iban desde el último piso hasta planta baja con el nombre de la agencia y contrataron a gran parte de los empleados de las otras oficinas de este edificio, para que simularan trabajar en su empresa.

Era tanta la energía, que ganaron la licitación y revolucionaron el mercado. El dia de la toma de posesión de la cuenta, el Presidente de Singer dijo unas breves palabras: “Los elegimos porque sólo un grupo de gente capaz de hacer algo así, puede llevar a mi empresa al siguiente nivel”.

Este es el espíritu que siempre caracterizó a Charles Saatchi. Un emprendedor audaz, inquieto, temible, que llegó a tener la agencia de publicidad más grande del mundo en la década del ‘80, hasta que fue expulsado de su propia empresa en 1995.

Famoso también por su carácter irascible, áspero, hosco, casi nunca asistía a las presentaciones con los clientes. Sin embargo, le gustaba sentarse en una sala de proyección contigua y espiar a todos los presentes.

“Recuerdo que, en una ocasión, estábamos haciendo una presentación para uno de nuestros principales clientes, las sopas Campbell, cuando de repente uno de ellos dijo que las ideas de Charles eran demasiado blandas” cuenta Tim Bell, ex socio y director general de cuentas de la agencia.

“En ese momento, Charles irrumpió en la sala puso su cara a centímetros de la cara del tipo y le gritó: ¿Así que quieres un aviso más potente? Bueno, aquí está- mientras le pegaba golpes de puño a los bocetos- al grito de:“Ahora que te lo haga otra agencia”.

Charles ha ido sustituyendo la publicidad por el mecenazgo artístico, transformándose en uno de los 200 coleccionistas más activos en compra y venta de arte en el mundo.

Creador de la célebre Saatchi Gallery, la galería que resultó ser una gran influencia en el arte de Gran Bretaña desde su apertura, rodeada de polémica mediática y reacción de la crítica, ya que muchos de los artistas que exponen allí son desconocidos, no sólo para el público en general, sino también para el mundo del arte comercial.

Es que Charles Saatchi ha sido un provocador toda su vida.

Recientemente ha creado la mayor galería de arte online, la mayor en términos de transacciones económicas y ofertas. Saatchiart se instaló inicialmente en Los Ángeles por la maravillosa sinergia entre el mundo del arte y la tecnología. Además, como su mercado es el internet, no conoce fronteras.

En Saatchiart no quieren dar cifras, pero sí dicen que en los últimos 6 meses han vendido producciones de artistas ubicados en 100 países a compradores de más de 80 países. Los precios de sus piezas van de 70 a 21.000 euros. Los artistas que colocan en esta galería de arte electrónico sus obras, fijan ellos mismos los precios y se quedan con el 70% de las ventas. Un buen porcentaje comparado con el de las galerías físicas y convencionales.

La gran afluencia de creadores a la tienda virtual de Charles Saatchi le ha jugado una mala pasada.

El artista Darren Udaiyan aprovechó para llamar la atención y subió una serie de obras tituladas ‘Saatchi & Saatchi’, con imágenes de Charles estrangulando a su ex esposa Nigella Lawson, las mismas que generaron uno de los mayores escándalos matrimoniales que se hayan conocido en Londres en el últimos años.

El coleccionista dijo que no pensaba retirar las pinturas para que nadie le pudiera acusar de censor o contrario a la libertad de expresión.

Tiene lógica.

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias