por Cristian Bernard. Hace 4 meses

De pibe yo era muy extraño. Odiaba el futbol ( todavía lo odio ) y amaba los musicales ( aún los amo ). Mis amigos que eran una manga de atorrantes me miraban raro. Uno de los placeres máximos era ver en la tele un documental que se llamaba “That’s Entertainment” sobre la historia de los musicales de Hollywood y ahí conocí a Fred Astaire, a Gene Kelly, a Donald O´Connor, a Cyd Charisse, a Danny Kaye entre otros seres que iluminaron mi vida. Cuando me quedaba solo en casa abría el placard de mi viejo y me ponía sus sacos y corbatas y hacía grandes simulacros de zapateo americano. Lo hacía muy mal pero me sentía estar flotando en el aire. Tenía 12 años y junto a las batallas con mis muñecos de Star Wars fueron las mejores películas que jamás filmé.

oscar1Foto vía: lavozdelmuro.net

Cuando vi “La La Land” sentí exactamente lo mismo. Entré al cine con el ánimo por el suelo. Acababa de recibir una noticia de mierda. Mientras veía la película comencé a sufrir un exorcismo visual. Tuve ganas de bailar, de volar, de reir, de llorar, de recordar lo que es y pudo haber sido mi vida y lo más lindo de todo: hacía mucho que no veía un cine lleno de gente experimentando cosas muy parecidas. El cine vuelve a ser mágico. No le den bola a los que joden contra los musicales. Vayan y véanla en el cine. Es una experiencia visual única. En el cine la forma es el contenido. “La La Land” es la confirmación brillante de esto.

secuencia-inicial-La-La-LandFoto vía: lecinephileanonyme.com

La película abre con una escena que es una idea visual prodigiosa que sirve de adn de todo lo que está por venir. Los que filmamos, los que narramos historias con imágenes, los que todavía creemos en la puesta en escena, sabemos lo que eso cuesta. No es dinero. No son horas de rodaje. Es imaginación y, sobre todo, horas y horas y horas y horas de planificación visual. Terminen una película con un tipo mirando irse al amor de su vida, a punto de tocar un piano y diciendo one, two, three, four para volver a arrancar y que funda a negro. Hagan algo así y después debatimos lo que quieran. Gracias cine querido que me salvaste y me seguís salvando la vida.

Acerca del Autor

Cristian Bernard

Cristian Bernard es un reconocido director de cine y guionista, quien junto a Flavio Nardini llevó a la pantalla grande 76 89 03 y Regresados, además de series de TV y más de un centenar de comerciales publicitarios para las principales agencias de Latinoamérica.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias