por Redacción . Hace 10 meses

El primer Concilio Ecuménico se celebró en el año 325 en Nicea, en el territorio donde actualmente se encuentra Turquía y fue convocado por Constantino el Grande, el emperador que acababa de imponer su dominio sobre todo el Imperio Romano.

fn1Foto vía: univ-montp3.fr

Constantino ya había dado muestras de su simpatía por el cristianismo, al otorgarle la libertad para reunirse y practicar su culto sin miedo a sufrir persecuciones, por lo tanto, siguió el consejo del Obispo Oslo de Córdoba de realizar el primer Concilio de la historia.

fn2Foto vía: baike.m.sogou.com

En aquellos momentos, la cuestión principal que dividía a los cristianos era la controversia arriana, es decir, el debate sobre la naturaleza divina de Jesús. Un sector del cristianismo, liderado por el obispo de Alejandría y su discípulo Atanasio, defendía que Jesús tenía una doble naturaleza; humana y divina. Por lo tanto, Cristo era verdadero Dios y verdadero hombre.

En cambio, otro sector, liderado por el presbítero Arrio y por el obispo Eusebio de Nicomedia,afirmaba que Cristo había sido la primera creación de Dios antes del inicio de los tiempos. De esta manera, habiendo sido creado, no era Dios.

fn3Foto vía: ec.aciprensa.com

Siguiendo el consejo del Obispo Oslo de Córdoba y consciente de las numerosas divisiones que existían en el seno del cristianismo, Constantino se encargó en persona de dar el marco físico y político al Concilio, con el fin de evitar que los disensos dogmáticos pudiesen desembocar en una fractura política del Imperio.

En este concilio se estableció que la Pascua de Resurrección había de ser celebrada cumpliendo unas determinadas normas:

– Que la Pascua se celebrase el día Domingo.

– Que no coincidiese nunca con la Pascua judía, que se celebraba independientemente del día de la semana, así se evitarían paralelismos o confusiones entre ambas religiones.

– Que los cristianos no celebrasen nunca la Pascua dos veces en el mismo año. Esto tiene su explicación porque el año nuevo empezaba en el equinoccio primaveral, por lo que se prohibía la celebración de la Pascua antes del equinoccio real (antes de la entrada del Sol en Aries).

fn4Foto vía: na-komorke.net

No obstante, siguió habiendo diferencias entre la Iglesia de Roma y la Iglesia de Alejandría, si bien el Concilio de Nicea dio la razón a los alejandrinos, estableciéndose la costumbre de que la fecha de la Pascua se calculaba en Alejandría, que lo comunicaba a Roma, la cual difundía el cálculo al resto de la cristiandad.

Después de Nicea, los debates acerca de la santidad de Jesús siguieron por décadas. El propio Constantino y sus sucesores fueron alternando su apoyo entre los arrianos y los partidarios de las resoluciones de Nicea.

fn5Foto vía: veritasl.blogspot.com.ar

Finalmente, el Emperador Teodosio estableció el credo del Concilio de Nicea como la norma para su dominio y en el año 381 convocó al Concilio de Constantinopla, que acordó colocar al espíritu santo en el mismo nivel de Dios y de Cristo y empezó a perfilarse la doctrina trinitaria, por la cual se instala la frase “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo¨

Amén.

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias