por Redacción . Hace 12 meses

Los grupos de Whatsapp se crearon para socializar. No hay duda de eso. El tema es lo que hizo cada uno de nosotros cuando decidió entrar (o fue invitado) a estos grupos. Te presentamos unos pocos, tal vez los más significativos, aunque seguramente tengas tu favorito.

WAPP-fn1

Grupos de hombres. Tetas, culos, porno, futbol, mujeres, más tetas, más culos, más porno, futbol, política, porno, porno, porno, mujeres, mujeres, mujeres, más tetas, más culos, más porno, algo de futbol, un poco de política, otras vez tetas, culos, y porno, más tetas, más culos, más porno, porno, porno, porno, porno, porno, goooooooooooool, no voten por ese hdp. Tetas, culos, porno. Silencio de 2 dias….. y de vuelta al ruedo: ”vieron el último video del burro con la gallina?” Ojo que a primera vista parece un grupo de gente muy limitada mentalmente. Pero la segunda impresión, es peor.

WAPP-fn2Foto vía: monimoleskine.co

Grupos de mujeres. La soltera del grupo, que se fue de viaje a Europa porque quedó en encontrarse con un catalán y, en lugar de disfrutar de unas vacaciones de desenfreno, sufre por anticipado sabiendo que se va a terminar todo. Peor aún, luego de que el galán no le diga que la quiere (se conocieron unas semanas atrás via Tinder) ella se convence de que no es el “hombre de su vida”. Todas las amigas la consuelan. Lo que aún no se sabe, es si la consuelan por el cargo de conciencia que les genera estar todas casadas hace años o por la condena de ir todos los días a la cama con el mismo marido desde hace 20 años. La escena se vuelve a repetir con el tema ropa, hijos, personal doméstico o cosmetóloga. Misma estructura de sufrimiento. Similares conclusiones.

WAPP-fn3Foto vía: elmendo.com.ar

Grupos familiares. Al padre se le ocurre crear un grupo llamado “Los García” un día en que se tomaron unas copas de más en un asado familiar. La madre le festeja el salto tecnológico al marido. Y al día siguiente (si, no pasaron 24hs) se quieren suicidar todos juntos de la mano. Menos el padre, que se cree Bill Gates por haber unido a todos en un grupo de Whatsapp, y por supuesto la madre, que sigue creyendo que de esta manera se van a solucionar todas las diferencias que existen en la familia. Si el remedio es silenciar el grupo por los próximos 50 años, entonces la cura es eyectarse instantáneamente de ese grupo. Pero ahí se corre el riesgo de que a papá o a mamá les caiga mal el antidepresivo que toman a diario.

WAPP-fn4Foto vía: dinaoltra.blogspot.com.ar

Grupos de madres de colegio. ¿Se acuerdan de las charlas que surgían espontáneamente en la puerta del colegio, que a veces continuaban con un cafecito en la esquina?. Entonces se acuerdan que preferían ir a una clase magistral de ikebana, en lugar de soportar semejante tortura. Bueno, de las creadoras de “Mi hijo no tuvo la culpa” o “Cuánta tarea hacen hoy en día”, llega el grupo de Whatsapp al que te van a invitar, no vas a poder salir y comprobarás que esas mujeres a las que le confias a tu hijo toda la tarde de un Sábado, están peor de lo que imaginabas. Las mismas que comienzan a hablar del padre del compañerito nuevo, como si fuera Brad Pitt caminando bajo el sol en una playa. Un grupo de desesperadas, ni siquiera de amas de casa.

WAPP-fn5Foto vía: blogscoutdeantonioalaminos.blogspot.com.ar

Grupos de trabajo. “Viste que la rubia del tercer piso está saliendo con el de administración? Parece que le subieron el sueldo por eso”. O bien…”Si te paras al lado del nuevo gerente de recursos humanos, vas a ver que se está quedando calvo. En 2 meses, la frente le va a llegar hasta la nuca”. Frases como estas, parecen escritas por Borges comparadas con los rumores que uno puede llegar a encontrar en un grupo de empleados que, de por sí, no tienen la menor intención de superarse, llevarse el mundo por delante o cosas por el estilo. Si no, estarían haciendo eso en lugar de perder el tiempo en este tipo de pasatiempos menores. Hay que reconocer que estos grupos se ponen bien, cuando se instala el rumor de que la despampanante recepcionista preguntó por uno. Pero eso no pasa jamás.

WAPP-fn6Foto vía: fmdos.cl

Grupos “toco y me voy”. Son los que se crean para organizar una fiesta de cumpleaños sorpresa, para organizar quién va a comprar el regalo y demás cosas que requieren reunir una buena cantidad de gente, de un momento a otro, activar algo y huir. Aunque en la mayoría de los casos, luego de terminar el desafío, los participantes se quedan. Es como sentir nostalgia por algo tan poco significativo como una plantilla de excel, porque realmente ahí no pasa nada. Lo más increíble es que, pasada la fecha señalada, algunos llegan a invitar al homenajeado. Y ahí viene el problema. Precisamente cuando este sujeto decida ir hacia atrás, leer el historial del chat y darse cuenta que la mayoría debatió durante semanas sobre el monto del regalo, para finalmente terminar gastando un 5% de lo que hubiera invertido en comprarle algo a su mascota.

WAPP-fn7Foto vía: lagaceta.com.ar

Estos son apenas algunos de los tantos grupos que existen en todas partes del mundo. Lo que nunca falla, es aquel que entra 200 veces al día, mira lo que están diciendo en grupos propios o ajenos y, cuando escribe algo, se queda fijo mirando si marcó la primera tilde gris (ok ya salió), si apareció la doble tilde gris (ok, ya se entregó) y no deja de mirar y volver a mirar, hasta que ambas tildes se pongan de color azul (ok ya lo leyó).

Si al cabo de 2 segundos no aparece en pantalla la palabra “escribiendo…” esta persona entra en estado de pánico. Si no la lee durante los próximos 5 minutos, comienza a hiperventilar. Ahora, si esa doble tilde azul se mantiene así durante todo un día, es capaz de llamar a la ambulancia para que traiga el desfribrilador, porque acaba de entrar en paro cardiorespiratorio. Cosas de la tecnología, de la vida moderna, que le dicen.

Una construcción mental.

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias