por Eduardo Aguirre Meza. Hace 4 semanas

Dime cómo te llamas y te diré quién eres. El nombre es uno de los rasgos característicos que nos distinguen. Cuando nos llaman o nos presentamos, cuando hablan o escriben sobre nosotros. Es la palabra que más escucharemos en nuestra vida. La elección de un nombre es una de las decisiones más importantes que deben tomar los padres.

elperiodicodetudia.com.mxFoto vía: elperiodicodetudia.com.mx

En América Latina existen países que establecen restricciones patronímicas al momento de anotar a un recién nacido. Y otros que permiten el bautismo en sentido amplio, sin restricciones. Esto trae como consecuencia la creatividad irresponsable de algunos padres. Elegir un nombre por el que uno deba dar explicaciones toda la vida puede dar lugar al daño moral. O constituir un flagrante caso de incitación al bullyng.

panorama.com.veFoto vía: panorama.com.ve

Durante décadas, los uruguayos fueron los Campeones Mundiales de los Nombres Raros. La hegemonía se consolidó mucho más a partir del Campeonato Mundial de Futbol de 1950. El famoso Maracanazo fue la usina de nombres como Dos A Uno, por el resultado del partido, o Victoria Celeste, la versión femenina del éxito. La inventiva charrúa también puede extenderse a Termo, Pascualina Fresca, No Me Olvides, Feo Lindo, Vinobien, Teléfono, Tarzán, o Frankestein.

En Cuba, muchos niños llevan el nombre de los barcos que pasaban frente a la isla. Usnavy es el más popular de todos y sería la versión castellana de Us Navy o Marina Estadounidense. En la década de los años 70 se pusieron de moda en la isla los nombres empezados en Y. Los así nombrados constituyen la llamada Generación Y: Yulieski, Yumilis, Yaraleidis o Yaniel, en reemplazo del clásico Daniel.

cubadebate.cuFoto vía: cubadebate.cu

Yusnaby Pérez, el bloggero cubano que se hizo muy famoso en las redes sociales por sus denuncias sobre la situación sociopolítica y la economía de la isla, unió las dos tradiciones cubanas sobre nombres raros. Aunque en la vida real confesó que se llama Eduardo.

Volviendo al Río de la Plata, el portal Montevideo.com.uy intenta desligarse de la supremacía  de los nombres raros y proclama al pueblo ecucatoriano Chone como el de más alto índice mundial. Allí conviven Adolfo Hitler Flores, Burger King Herrera, Alí Babá Cárdenas, Cien Pies Pinares y el ferretero del pueblo, un tal John Kennedy Suarez. Pero entre todos los habitantes hay uno que se pasó de la raya. Se llama Roberto.-  ,sí, así como lo leen, con punto y raya.

Acerca del Autor

Eduardo Aguirre Meza

Publicista de profesión, fotógrafo de espíritu, militante del emprendimiento y Chileno de Corazón. Magister en Dirección de Marketing, Directo y Digital. Experiencia en estrategia y campañas ATL y BTL.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias