por Pedro Torres Castilla. Hace 3 semanas
  • Work. Curiosity comenzó en el 2015 como una manera de reinventarnos, de reinventarme. Creo que es la nueva manera que van a exigir las empresas de comunicación. Soy miembro directivo de la AMAP, estoy a cargo de ciertas conferencias y tengo la oportunidad de reunirme dos veces por mes con los colegas de las grandes agencias tanto nacionales como internacionales. Discutimos la situación de las agencias de publicidad. Y el asunto es que los clientes contratan a mercadólogos que respetan cada vez menos el trabajo del publicista. Cada vez hay más procurement e instituciones de compra incidiendo sobre lo que cuestan las cosas, sobre la producción de los comerciales. Son muchas las incidencias que alteran el resultado final de una publicidad.
  • History. El 19 de mayo de 1978 , fundé Cineimagen con Juan García, que fue mi compañero de estudio en la escuela de cine en Londres. Cuando terminé la escuela de cine en 1975 tuve la fortuna de conocer a José López Portillo que era candidato a presidente de la república. Me convertí en su fotógrafo personal y lo acompañé durante más de 14 meses con una cámara Reflex al hombro, filmando todas y cada una de las poblaciones de México. Eso me dio una visión del país que tenemos. De las partes más pobres, de las partes más increíbles, de rincones paradisíacos. De las bellezas naturales, hasta los grandes centros. Fue un momento muy lindo, muy emocionante. Todo era un entrenamiento para capturar esa realidad.
  • Audiences. En 2006, para Mujeres Asesinas, trajimos a unos psicólogos que trazaban un perfil de cada asesina. Cómo hablaría, cómo reaccionaria ante comentarios abiertos de Facebook. Fuimos pioneros en eso, y fue un éxito porque hoy en día si te metes a Mujeres Asesinas, los perfiles están vivos y la gente sigue en conversación con ellas, quienes finalmente son seres reales pero elevados al máximo por la ficción. Hace 11 años empezamos a entender el poder de las redes sociales. Nosotros primero tratamos de entender, ya sea a las audiencias o a los consumidores, siempre. Una factoría llena de curiosidad, pero sin fondo ni estrategia es nada. Por eso hay un grupo que investiga, nos da un briefing de sus análisis, y nos dice “yes and don´t” antes de comenzar un proyecto.
  • Technique. Cuando doy conferencias, hablo con los jóvenes sobre  la desmitificación del productor, del publicista. En el 78 cuando fundé mi empresa Cineimagen, aquí en México, había como una gran confianza en el director y en el camarógrafo, porque no había ninguna referencia. Yo era el camarógrafo, el director de fotografía y director al mismo tiempo, o sea, que tenía el poder absoluto. Yo me asomaba por el viewfinder de la cámara, y cuando sentía que tenía la reacción del actor o el movimiento exacto, yo decía: “ya la tengo”. Había una fe ciega en el oficio del productor y el camarógrafo. Se mandaba a revelar el material, y hasta después de tres días no lo veías. En el año 80-81 que empezó a entrar el videopicoop, y el producir en videotape. Ahí  comenzó una democratización con un gran libertinaje, en el que los directores de marketing, la agencia y hasta el cliente mismo agarraban el material, que en esa época era el VHS y se lo llevaban para verlo con la esposa en la casa. Entonces volvían y decían: “no me gustó lo que filmó Pedro Torres, que le cambien la escena”. Ese momento llego de repente y comenzó a perderse el respeto por el oficio. Comenzó a hacerse público lo que antes era mágico. Se fue la magia, y vino ese paso en el que llegabas al plató de filmación, al escenario, y había 5 pantallas de televisión, y todo el mundo veía como se filmaba el comercial, como se hacía la escena, y todo el mundo opinaba, como si hubieran ido a la escuela de edición de actores, de director de arte, todo el mundo sabía de color. Yo tengo la fortuna de decir que viví la magia del cine, de la producción de comerciales, la época donde había un respeto al oficio. La corrección de luz de aquel momento era todo un trabajo artesanal.
  • Selection. Tendría que haber reglas más claras para que los clientes hagan un trabajo más de research. Que digan, “para mi marca lo ideal es este tipo de proveedor, de comunicador, de agencia o de contenidos”. Que se tomen la molestia de ver su trayectoria, sus sueños, a qué se dedican. Porque hay agencias que son mejores para la narrativa que otras, hay agencias inclinadas en la dirección del arte, otras que están más inclinadas a la estrategia. Entonces, yo creo que el cliente tendría la información para circunscribir el pich a 5 concursantes, no a 32 y pienso que las agencias no deberían aceptarlo.
  • Obsession. En el año 97 muere don Emilio Azcarraga y la dirección de Televisa queda a cargo de Emilio Azcarraga jr y todo su equipo. En año 99-2000 me buscan porque comenzaba la televisión de la realidad, los reality shows, y viene como punta de lanza muy fuerte el Gran Hermano, el Big Brother, que se  había lanzado en el año 99 en Holanda. En 2001 salió la primera edición de Gran Hermano en Argentina, en el 2000 salió en España. Entonces del 2000 al 2001 me dediqué a viajar por todos los países y a conocer al Gran Hermano y al Big Brother, ya con la petición concreta de Televisa de montar una empresa independiente que se llamara the Mall México. Yo les dije que aceptaba ser presidente de esa empresa, dirigirla, siempre que yo siga con Filmmates, mi casa productora. Tuve la fortuna que tenía muy buen equipo y pude hacer ambas cosas en paralelo, porque Big Brother fue una obsesión, metí 4 años, día y noche, para hacer 8 emisiones. Tuve la fortuna de que parte de mi éxito y la permanencia y de mi reinvención es que siempre me acerco a la gente que creo que sabe más que yo, que hay muchos en muchas áreas y muy buenos, y el chiste es como atraerlos para que te enseñen y colaboren y lideren proyectos. Yo fui a Argentina, estaba al aire Gran Hermano, y estaba una dupla creativa haciendo el programa que se llaman Jorge Maestro y Sergio Vainman, a quien me traje a vivir acá 4 años. Hicimos Operación Triunfo, tuvimos la oportunidad de hacer un formato increíble que se llamaba Confianza Ciega. Lo fuimos a hacer a Argentina en vivo, fue un capricho y una locura en la isla del Tigre, desde ahí transmitíamos en vivo el show hasta México, o sea, me lleve de México los concursantes, el director. Luego trajimos otro formato de otro productor a Argentina que era El Bar, también lo hicimos acá, tuve la oportunidad de conocer a todos los grandes de la televisión. El maestro Adrián Suar con quien después me asocio para traer a México Mujeres Asesinas, tenemos mucho que ver con la movida de la televisión en Argentina, y no dejamos de sorprendernos con la rapidez con la que trabajan los formatos, lo flexibles que son de meter y sacar del aire lo que funciona, contra la rigidez de México que tiene una programación mucho más tradicional, mas planeada.
  • New Media. Cuando vendí mi anterior empresa fundé Curiosity. Y ya van dos años operando con el nombre de Curiosity Media Group, que es una empresa que tiene 30 empleados muy seleccionados, muy especializados. Somos realmente una casa de curiosidades, una casa donde pasan desde los contenidos, la producción tradicional de spots que sigue siendo hoy por hoy nuestro core business, mucha publicidad y estrategia gubernamental. Tenemos secretarías de estado, gobiernos estatales y presidencias municipales. Es increíble cómo ha crecido el mercado del marketing político. Hay más de 3000 jefes de ayuntamiento en la república y todos quieren que les maneje su cuenta de twitter, quieren tener un Instagram vivo.  Entonces todo eso es producción. Somos socios estratégicos de Google, aquí en México. Porque la gente quiere contenidos profesionales, videos cortos de 2-3 minutos pero quieren que te hagan sentir, que tengan un principio, un punto dramático y un buen cierre. Quieren el medio, quieren Youtube y todas las redes sociales pero las quiere con una narrativa que entienda bien que son cinco segundos, que tenga un principio y un final, y eso te lo da el oficio. Creo en definitiva, que nos están sustituyendo estos muchachos que ya nacieron con el iPhone en la mano y que están produciendo. Hay que sumarlos a nuestros equipos, pero con la dirección de profesionales que entiendan de las reglas normales de la narrativa, principio, medio y final, y conclusión. O sea, que se sigan respetando las reglas gramaticales de la cinematografía y de la televisión. Tienen que respetarse porque de otra manera no hay engagement con la gente. El fenómeno de Netflix no es solamente poner una serie porque sí.
  • Factory. Curiosity es una factoría de eficiencia, en la que estamos produciendo casi lo que el cliente nos pide. Tenemos clientes muy importantes, que vienen a lo mejor, porque Pedro Torres tiene la tradición de traer buenos directores para hacer comerciales tradicionales de televisión. Pero al llegar encuentran que en Curiosity, les podemos resolver necesidades de fotografía fija, de estrategia, de su evento anual, su convención. Nuestra trayectoria en el rubro entretenimiento nos permite estar cerca del manejo de artistas, de cantantes, de influenciadores, de los bloggers que se acercan a nosotros. Entonces, es muy padre ver cómo llega un cliente por algo y sale con una serie de problemas de comunicación, activaciones o de producción resueltos. Creo que tiene que ver con el exceso de actividad de parte de los ejecutivos, de los mercadólogos, de los creativos. Y lo que están descubriendo muchos clientes es que prefieren pasar un día completo en Curiosity donde todos los ejecutivos se reúnen con nosotros y en un día hacemos brainstorm, revisamos tendencias de la industria, nos dan un brief con el posicionamiento de su producto. A partir de ahí, en el mismo día, con mi equipo multidisciplinario de curiosos, sentamos a los digitales con el fotógrafo de fijas, con el estratega, el creativo, el productor, el director de comerciales, el que les arma los eventos en vivo, el que sabe de relaciones con artistas e influenciadores. De un solo golpe nos sentamos en una mesa 10 o 12 personas que tenemos una visión diferente de comunicación. El cliente, en lugar de dar 12 briefs, da un solo brief. El cliente sabe que con mis 12 colaboradores vamos a estar entre todos enriqueciéndonos durante varias semanas para traer una devolución interesante. Por eso tenemos también nuestros estudios de fotografía, de televisión, tenemos nuestro equipamiento de cámaras Epic, nuestra suite de edición, nuestras cabinas de radio y de mezclas de audio. El cliente recibe unas devoluciones que ya son piezas casi terminadas.
  • Industry. El temor a perder iguala. Hace un tiempo hubo un caso muy fundado aquí en México, y lo hablo abiertamente porque es una gran falta de respeto al medio, a la seriedad de la industria publicitaria, pero es que caemos todos en ese problema. Comex, esta marca famosa de pinturas mexicanas, mandó un pitch y participaron 32 agencias, donde estaban revueltas en una sola junta desde agencias de relaciones públicas, de online, de productoras, etcétera.
  • Real Time. Yo creo que soy feliz con el momento en el que estoy,  soy feliz porque en este momento de mi vida, a mis 64 años, ya casi a 40 años de haber fundado la empresa, se vendió mi empresa anterior, el Mall, a un grupo de medios y como me dijo mi abuelo, si te compran, vendé. Pero más allá de lo económico, el Mall era una empresa que ya tenía con esa razón social 8 años, fantásticos 8 años, pero creció mucho, a tener 300 empleados y 3500 metros cuadrados. Hicimos Mujeres Asesinas, El Equipo, Gossip Girl, muchos documentales, muchas publicidades para turismo, cientos de comerciales, música videos, etcétera, pero yo empecé a detectar que me pesaba, me pesaban los 300 empleados con los cuales, como jefe del negocio, sientes responsabilidad por cada una de sus familias, quieras o no te vas involucrando en la vida de cada uno de ellos, y aunque son 300, conocía a cada uno de ellos personalmente, y cada uno de las gentes que colaboran en tus negocios tiene una vida, tienen sus necesidades, tienen sus angustias, tienen sus sueños, y te haces parte de sus vidas. De verdad me empezó a pesar mucho y tuvimos que empezar a generar cantidad de negocio para mantener funcionando esa maquinaria. Cuando este grupo fantástico que se llama Peugeot se acerca con una muy buena oferta, una muy buena propuesta de negocios, yo dije, me gusta eso, no es un takeover violento, no es un takeover de necesidad. Considero que Dios me lo mandó. Y escogí quedarme con 30 gentes de las 300 y con una parte de las instalaciones y de los activos fijos que teníamos.
  • Empresa. Fundé Cineimagen en el año 84, y la anécdota muy chistosa es que yo me enamoro de una mujer, me caso con ella, y mi socio Juan García me dijo “Pedro lo tuyo es más el romanticismo que la empresa, mejor separémonos, de una manera muy amistosa”. En ese momento se funda  Pedro Torres y Asociados, que era la misma empresa, nada más cambia la razón social. Entonces del año 78 al año 84 tengo Cineimagen, del año 84 hasta el año 2008 tengo Pedro Torres y Asociados, es lo mismo, el mismo Pedro Torres que soy yo, pero con otra razón social, y ¿por qué le cambio el nombre a la empresa a Pedro Torres y Asociados? Fue por una razón de estrategia, porque de repente decían, ¿con quién vas a filmar la publicidad esa, la película?, con Pedro Torres, y llegaba el cliente al plato y estaba uno dirigiendo, otro produciendo, no estaba Pedro Torres. El cliente asociaba el poder del nombre mío con que quería que yo físicamente estuviera en todas las etapas de la filmación. Después de casi 14 años me di cuenta de que tenia que cambiar el nombre si quería crecer y apoyar a los jóvenes. Entonces fundo Filmmates que me dura hasta hoy, que es la primera vez que traigo un grupo de inversionistas y hacemos lo que se llamó el Mall, que dura desde 2008 hasta este mes del 2015.

Acerca del Autor

Pedro Torres Castilla

Curioso Profesional, Fotógrafo, Producer, Speaker, Crowd Sourcer. CEO Founder at Curiosity Media Group.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias