por Redacción . Hace 1 mes
  • Www. La Internet lo que hizo fue segmentar los medios: el cine, el teatro, la radio, la televisión, la prensa. Internet lo segmentó todo y permitió que el delivery de los contenidos que antes sólo se hacía por medio de un canala de televisión, ahora tenga la posibilidad de viajar por la web, la tablet y el celular. Menos público a la vez, pero segmentado según la audiencia. Estamos ante un gran desafío que es entender eso, porque no es tan sencillo como parece. Pero empecemos por el principio de mi carrera:
  • Home. Mi mamá veía novelas. Pero el canal cultural, el canal 5 que era del Estado, tenía una programación extraordinaria. Como la BBC pero venezolana. En América Latina fue la primera y única por años, en donde los programas eran análisis del cine, del rock, de no se cuánto. Mi mamá, no nos dejaba a nosotros en casa ver otro canal, solo el canal 5, pero como norma, como una cuestión de educación, nada de canales comerciales. Si nos veían cambiar el canal del televisor, estábamos metidos en problemas. Como en aquella época no había control remoto, si querías cambiar de canal se escuchaba el trac trac trac trac y estabas listo. te escuchaban. En Venezuela se pasaban novelas brasileras en blanco y negro, elegidas con pinza. Éxitos del estilo de “la esclava Isaura”, una belleza. Eramos cinco hermanos y el único que se quedaba al lado de ella mirando la programación era yo, completa, y la seguía, y hablaba de televisión con ella, y eso lo tuve siempre, y así arranqué.
  • Abogado. Empecé a estudiar derecho por descarte, no porque me gustara ser abogado. Un primo estaba entrando a la universidad y me dijo, vente conmigo que voy a presentar los exámenes de admisión, los presenté y quedé también, y salí en cuatro años y medio, con excelentes notas. A la mitad de mis estudios, cuando tenía unos 19 años, entré a trabajar en un bufete que era casualmente el que hacia los contratos a Radio Caracas Televisión (la desaprecedia RCTV por Hugo Chávez). Revisando contratos de medios, me di cuenta que al entretenimiento, lo único que le da valor, son una serie de contratos que lo hacen un objeto. Sin yo darme cuenta estaba estudiando algo que posteriormente me sirvió muchísimo para mi carrera, Entonces, en ese bufete inmediatamente me dijeron, ¿qué quieres hacer? Y a los ocho meses terminé haciendo todos los contratos. Me los daban a mi, los firmaba el abogado pero yo taka taka, en máquina, escribía, en esa época, nada de computadora, taka taka. Traen un actor de afuera y entonces lo mandaban para allá para hacer un contrato. Así fui aprendiendo y entendiendo el entretenimiento y cómo se hace realmente la televisión. Ahí me picó el bicho. Al tiempo me gradúo, decido irme a España para especializarme en derechos de autor, en copyright, ya que en América Latina no había ninguna oportunidad de que estudiara eso, y ahí me encuentro con un amigo de mi hermano mayor Jorge, que es piloto, Fernando Espejo, que trabajaba en Planeta, el grupo Planeta y me dice que ya estaba cansado de trabajar en el mundo corporativo “vente a trabajar conmigo, voy a fundar una compañía de producción y distribución de temas latinos”. Fernando fue siempre un visionario. Un piloto arriesgado y ahora lo estaba siendo nuevamanete. Le dije que sí.
  • Televisión. La televisión es un medio fundamentalmente para adultos, lo vengo diciendo desde hace muchos años. La televisión nunca va a morir porque el adulto se renueva constantemente. Nuestros hijos van a ser adultos también, y cuando ya te sucede a ti, me sucede a mi, cuando estamos todo el día con las Tablets, trabajando, la computadora, etc, y queremos ver la televisión es para descansar, para desconectarnos, porque ¿Qué es la televisión finalmente? Alguien que piensa por ti. Un tipo que te ofrece un programa a las 8 de la mañana, otro a las 10, este a las 20, entonces es un tipo que está pensando por ti, en donde y que tipo de programación colocar, eso es lo que hacemos en la televisión, pensar por los demás, entonces, qué quieres tu?, sentarte con unas patatas fritas o un pop corn, tirar los pies hacia afuera, prender la tele, hacer zapping de forma pasiva, porque no es lo mismo ver un contenido en la computadora o en la tablet o el celular donde por ahí te entra un email o un whatsapp que te estresa, entonces es mentira que estás viendo, estas con 15 cosas a la vez. Dime si no te pasa que tu dices “puta, esto lo pongo aquí, prendo la tele y me relajo”. Lo que sea, fútbol, política, un documental. Es que ver telev es dejarlo en manos de otro. La televisión pasó a segmentarse como todo, entonces ¿en dónde cayó la televisión en todo esto, y en dónde va a perdurar? En el segmento de adultos. Es una mezcla, pero la televisión ya dejó de ser vivo, salvo los eventos deportivos y de noticias, la televisión en esta tercera etapa que te acabo de mencionar, dejó de ser vivo, ya no hay nada vivo, en Estados Unidos y la mayoría de los países, hay un delay de hasta 3 minutos que es un falso vivo, porque en 3 minutos ya puedes editar una mala palabra, puedes editar lo que sea, hasta los grandes eventos es un falso vivo, son tres minutos por lo menos, salvo en los noticieros. El concepto Netflix es otra cosa. Ya tienes que elegir qué ver.
  • Superación. Decidí sumarme a la productora y distribuidora Tepuy que ya tenía 4 o 5 empleados, una oficina en Barcelona y una en Madrid, y le digo a Fernando Espejo que mis condiciones para entrar eran que hiciéramos una empresa de verdad, ya que no estaba para improvisaciones y que me abriera las puertas para ser socio a futuro, cosa que sucedió a los 2 años de estar ahí. Así arrancamos a desafiar los monopolios de las grandes productoras y canales de TV de México, Argentina y toda América Latina. La función mía era detectar ideas y productos para distribuir, y ahí pues empecé y me monté en un avión a Venezuela, y me anoté algunas novelas que empezaban por primera vez, porque empezaban a surgir los productores independientes. Me recuerdo con apenas 23 años, hablándole a los dueños de medios que iban a poder vender sus productos a Indonesia y Turquía. Se me reían en la cara: “Si no vendo en Venezuela,  ni en Paraguay, como vamos a venderlas en otro lado, tómalas, ¿donde te firmo?”. Claro, al año empecé a llegarles con contratos, vendía esta lata en 300 mil dólares en Indonesia, Turquía, Italia, y no sabían ni siquiera que en esos países se podían ver novelas. Fue todo un proceso de aprendizaje maravilloso..
  • Origen. Con Tepuy, fuimos la primera empresa latina en hacer animación, hicimos documentales, coprodujimos novelas, y las distribuimos, abrimos muchos mercados, fuimos muy agresivos, y como no había nadie -sólo los grandes grupos- no había empresas independientes como pueden existir ahora. Eso me abrió muchas puertas. Recuerdo que cuando ya estábamos en Europa, que metimos las novelas que representábamos en España, Indonesia y Turquía, Fernando se va a Angola, Mozambique, África, y yo le digo “éste es el momento de meternos en América, de darle”. Recuerdo como si fuera hoy que me fui a los LA Screening, en Los Ángeles sin conocer absolutamente a nadie, teníamos buenas relaciones en Europa y España e Italia, en ese momento no existía el celular, no había fax, nosotros fuimos muy vanguardistas, todos los gadgets que iban saliendo nos metíamos.
  • Network. Yo siempre mantuve hasta físicamente una independencia del network, que fue mi condición desde el día 1, luego de vender Tepuy a NBC y transformarla en Telemundo International. Nunca había sucedido algo similar a ésto, que fue que vendes una compañía y todos sus empleados pasan a la corporación, eso no sucede, yo elijo mi equipo, yo traigo mi equipo, y yo opero mi propia infraestructura, y eso al día de hoy lo ha respetado la NBC, de forma muy visionaria, porque saben que yo no sé trabajar de otra manera. La mayoría de los ejecutivos no saben hablar con un entrepreneur porque no lo entienden, parece que no hablo el mismo idioma. Por estas épocas nosotros acabamos de hacer una cosa increíble, Telemundo se ha transformado en algo único, con una visión muy clara que es de mezclar lo latino con lo americano. A mi me ha tocado estructurar personalmente el diseño de los deals, con Sony, Disney, con Fox, con Argos, con múltiples empresas independientes que hoy le producen a la cadena.
  • Friends. Yo nunca tuve jefe, desde el comienzo no tuve jefe porque Fernando cuando me llama para hacer la empresa, éramos amigos, no era una relación de jefe. Luego nos hacemos socios y llega un punto en que el me dice “toma tu la dirección de la compañía”. Ese gusano de haber comenzado a los 20 años y ya con 40 años sin haber tenido nunca un jefe, la curiosidad de la parte corporativa grande, de las grandes empresas con las que siempre había tratado, desde estar dentro y reinventarse, y lo hicimos, y pasé esa curva, porque normalmente en la mayoría de los casos el 99% es al revés. El tipo que toda la vida ha sido corporativo y se sale a iniciar su propio negocio. Muy pocas veces ves a un emprendedor exitoso y tal que pase a lo corporativo. Yo tuve la suerte de vivír eso, así que hoy tengo el 360 de la industria, nadie me puede meter un cuento, no puede venir cualquiera a decirme cómo es armar una empresa, y tener empleados y cobrar y pagar salarios. Eso lo sufrí de todas las maneras. Con la experiencia de años de independencia que me dio Tepuy, creo Telemundo Internacional, con el músculo de una empresa gigante, aportándole el ángulo a lo que es el desembarco de Telemundo en el mercado internacional de forma seria.
  • Innovación. Hay un gran amigo mío en Washington, Moises Naim, que hace artículos todos los domingos que se publican en el Washington Post. Su último libro “The End of Power” (el final del poder), fue el libro más vendido de economía global en los Estados Unidos durante muchos meses, si no lo es aún. Tiempo atrás, Mark Zuckerberg le dijo a los 2 mil millones de usuarios que tiene cautivos en Facebook: “Acabo de leer The End of Power, y quiero decirles que este libro no solamente me impresionó, sino que cambió mi forma de pensar”. El libro estaba en la posición 80 mil en Amazon y en 4 días pasó a la posición 10, en 6 días a la posición 3, hasta llegar el nº1. En los audio books había logrado 100 downloads y en 5 días pasó a 380 mil descargas. El libro trata de temas muy sencillos: el mundo no es como uno piensa, no es de bárbaros y violencia, estamos viviendo una etapa de menor violencia que cambió la historia de la humanidad, lo que pasa es que tu recibes tanta información en un momento, que crees que sucede mucho más de lo que realmente pasa, todo lo que nos agobia no es más sino un fenómeno mediático creado en nuestras cabezas, gracias a la internet. En resúmen, el libro trata de qué tan fácil es hoy adquirir el poder, qué difícil es mantenerlo, y qué fácil es perderlo. Mira el mismo Kodak, que venía de 100 años de éxito y, de un momento a otro, Instagram lo tumbó. Ahora el desafío es que Instagram se mantenga en la cima durante 100 años. ¿Podrá?
  • Rating. Los ratings de los programas de niños cuando los examinamos son de 40 a 60 años, no hay niños, el niño va a cartoon network, a disney channel, a que la mamá le pone y los ve, porque si no se queda pegado a la tablet, pero el niño va a los canales de nicho, pero lo que es la televisión abierta, que sigue siendo hoy en día el mayor ingreso de publicidad y de subscripción, sigue siendo la televisión, cuando hablo de subscripción te hablo de DirectTV, esas grandes plataformas de HDH, de sistemas satelitales, los canales de mayor rating son los de televisión abierta, lo siguen siendo, o sea, el que tiene DirectTV en Argentina ve más Telefe que Fox. Todos los canales de cable juntos, Argentina o quien sea, por lo general unifican a un canal, quizás uno y medio de televisión abierta, todos juntos, 26 puntos de rating tiene la televisión por cable, y una novela de Suar tiene 22 puntos de rating, digo, esta claro. Lo que quiero decir, ya para concluir este punto, es que la televisión sigue siendo tremendamente poderosa. Bajo mi punto de vista y mi teoría que vengo manejando hace 10 años, y que se está cumpliendo, es que la televisión esta y tiene un futuro para crecer, dentro de ese segmento que es de 25 en adelante, de joven adulto para arriba, que necesita relajarse y mirar otra cosa, porque todo el día está tiki tiki.
  • Evolución. Obviamente el Advertainment o el Branded Content, no es algo nuevo, ya que ha existido desde que se creó la televisión, pero se ha ido sofisticando de una manera impensada, formando parte de la trama, porque la gente no quiere que le vendan de manera descarada. Hay un rechazo natural de ser engañado o utilizado. Este es un tema que lo discutimos los ejecutivos de televisión con el publicista, constantemente, porque ciertamente sigue habiendo un rechazo del televidente al producto integrado. Lo que hicimos con la novela Dame Chocolate y Clorox en Telemundo, fue un ejercicio totalmente pionero, con unos resultados extraordinarios y la complejidad que significa hacerlo global. Lograr insertar productos de limpieza como parte fundamental de la historia y hacer que el mismo líquido, pero con una presentación diferente, saliera al aire en varios países o las toallitas de limpieza en Ecuador que son rojas y en Argentina son azules, entonces había que cambiar el pack electrónicamente, fue un ejercicio que fue impresionante. Sobre todo hace 10 años atrás. Todos aprendimos muchísimo, dejó muy buen sabor en la compañía, fue muy productivo, se ganó mucho dinero. Por eso creo que hay que tomarlo como si fuera un spot de 150 capítulos de 1 hora de duración diaria. Hacia ahí va la comunión entre las marcas y los contenidos.

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias