por Marcelo Gantman. Hace 8 meses

Tengo ya tres fotos con la Copa Davis. La primera me la saqué en Moscú en 2006, la segunda en Mar del Plata en 2008 y la tercera, este fin de semana en Zagreb. La Copa Davis es un ícono del tenis. Es un monumento andante que genera fascinación cuando se la tiene al alcance de la mano. No tiene el alcance masivo de la Copa del Mundo del fútbol. Ni es tan marketinera como la orejona de la Champions League.

Para empezar: la Copa Davis propiamente dicha es esa especie de fuente sostenida por tres anillos gigantes. Es desmontable. Algunos le dicen ensaladera y otros ponchera, pero no es ninguna de las dos cosas. Es un trofeo mandado a hacer en 1900 por Dwight Filley Davis, un tenista y político norteamericano como también lo fue George Bush, el padre, pero en el orden inverso.

 

Foto vía: Sergio Llamera

La Copa Davis es de plata y costó 200 libras. Una fortuna para la época. Los historiadores del tenis aseguran que Davis, que murió en 1945, dijo en su lecho de muerte (la cama es lecho solamente cuando alguien muere) que de saber que el asunto iba a ser tan importante, habría mandado a hacer la copa de oro.

Los mismos historiadores dudan acerca de que la Copa Davis sea la verdadera Copa Davis. Ese mito agiganta la historia. Dicen que la Federación Internacional de Tenis tiene la real guardada en un lugar seguro y que la que sacan a pasear es una réplica. Un periodista argentino asegura que hace un tiempo le hizo una pequeña marca y que hace más de 10 años es la misma la que llevan y traen. También soy periodista y no le creo lo de la marquita.

Foto vía: Sergio Llamera

Lo que si es cierto es que la Copa Davis está bajo la protección de una compañía aseguradora inglesa. Es imposible conocer el monto de ese seguro porque los dirigentes del tenis no quieren que se le otorgue un valor económico. El país que la gana la puede tener durante un año bajo su custodia y hacer acciones promocionales con ella como le plazca. Lo único que piden es que también le saquen un seguro contra todo riesgo cuando la tengan.

La Argentina la ganó en el momento justo. El patrocinante principal del equipo es San Cristobal Seguros. Su gerente de marketing seguramente recibirá un ascenso después de este fin de semana histórico.

Acerca del Autor

Marcelo Gantman

Marcelo es curador de contenidos en What's on FiRe. Periodista de raza, demuestra su talento en Vorterix, TyCSports y Cancha Llena (el suplemento deportivo de La Nación). Su otra pasión es correr y como dice él: "Eso sí que está bueno!"

Entradas de

Comentarios

Más Noticias