por Alex Meier. Hace 7 meses

Aaron Fotheringham nació el 8 de noviembre de 1991, en Las Vegas, Nevada, con “espina bífida” una malformación congénita en la que existe un cierre incompleto del tubo neural al final del primer mes de vida embrionaria y posteriormente, el cierre incompleto de las últimas vértebras. Una malformación que lo obligó a Aaron a operarse varias veces sin éxito y debido a esto se mueve en una silla de ruedas desde los 3 años de edad.

Cuenta la historia que desde los 8 ocho años, Aaron observaba a su hermano andar en su bicicleta “BMX” en las pistas de patinaje y que esos saltos y trucos eran de las pocas cosas que lo apasionaban de verdad. A pesar de que sólo lo podía ver desde su silla de ruedas, era tal el entusiasmo que su hermano lo convenció de transformar esa situación desfavorable en lo que sería el motor de su vida.

skater-fn1Foto vía: en.wikipedia.org

Aaron tomó el valor suficiente y habrá pensado que “perdido por perdido” era mejor lanzarse al vacío que ver pasar la vida semi postrado. Fue así que comenzó a experimentar con diferentes aparatos que le permitieran andar más rápido y hacer más trucos. Sus padres entendieron que el mayor riesgo sería la frustración de su hijo, así que lo acompañaron en esta riesgosa aventura, que con el periódico del día después suena razonable, pero había que dejar que un niño con limitaciones tomara semejante riesgo.

Era tal la pasión de Aaron por esta disciplina, tal la motivación y el talento de su hijo, que apenas pudieron le compraron la silla de ruedas que le permitió comenzar a hacer el mismo tipo de trucos que hacían los Skaters y BMXrs (deportistas de bicicleta extremos). Ni en sueños hubieran imaginado lo que estaba por venir. Aaron no se cansa de repetir que todo lo que ha logrado nunca hubiera sido posible si no fuera por el esfuerzo y el apoyo de toda su familia.

skater-fn2Foto vía: cfile25.uf.tistory.com

Con el tiempo se profesionalizó y recibió una silla de ruedas “Colours”, similar a la que venía utilizando pero, ahora sí, con cuerpo de aluminio y titanio, con ruedas profesionales, que lo ayudó a profesionalizar sus trucos y a llegar a un nivel mucho mas alto. Esta silla fue hecha especialmente para él por la misma empresa que crea estas sillas especiales.

Aaron fue creciendo y se fue dando cuenta de que estos “juegos” que venía haciendo desde pequeño, esto de lanzarse a toda velocidad, caerse, golpearse mucho más fuerte de lo que una persona común y corriente podría soportar, para subir otra vez a la silla y volver a empezar, dejaron de ser un juego para transformarse en un estilo de vida.

skater-fn3Foto vía: s3.amazonaws.com

El punto de quiebre de su carrera se da cuando el famoso “Nitro Circus”, el mejor espectáculo mundial de deportes extremos, le ofreció participar como un deportista más. Así fue como Aaron se convirtió en un profesional y sus proezas fueron transmitidas por primera vez en la pantalla de TV asombrando a todo Estados Unidos.

Admirado por su capacidad de superación, Aaron es conocido por ser la primera persona en silla de ruedas del mundo en completar un “doble Back Flip”, es decir, dos vueltas de 360º. Este héroe de la vida logra, con todas sus limitaciones, lo que otros a veces no alcanzan con sus skates profesionales.

Un grande en dos ruedas.

Acerca del Autor

Alex Meier

Sobreviviente publicitario, autodidacta compulsivo y soñador irresponsable. Aficionado a los toros, acostumbrado a decir las cosas claras, a los toros por las astas y en búsqueda constante de aplaudir una buena faena a plaza llena. Partner & CEO FiRe Perú

Entradas de

Comentarios

Más Noticias