por Editorial . Hace 5 meses

Corría el año 1989, cuando un grupo de publicitarios presidido por Antonio Mercader y secundado por algunos de los referentes históricos de la publicidad oriental como Alfredo Giuria, Eduardo Fernandez Ribeiro y Gabriel Roman, crean el Circulo Uruguayo de la Publicidad y deciden sacudir a la industria generando un cambio profundo, llamando a la reflexión, priorizando los cuestionamientos y poniendo el inconformismo en el centro del debate.

desachate-fn1Foto vía: 67.media.tumblr.com

Ese año nació un evento que se comprometió, de entrada, a traer al Uruguay a los más importantes referentes del mundo de la publicidad, para que se pusieran en contacto con agencias, medios de comunicación, anunciantes y estudiantes locales, con el objetivo de entender qué es lo que sucedía en el planeta y que esto renovara el mercado local. El Desachate es una palabra inventada, que quiere decir “quitarse la chatura”. De ahí queDesachatarse sea, desde aquel 1989 en que se hizo el primer festival, sinónimo de búsqueda. Y al evento se lo llama el “Woodstock de la Publicidad” porque desde aquella primera vez en Piriapolis, luego en el Hotel San Rafael en Punta del Este (Foto) y en las sucesivas ediciones, recibió a gente de todas partes que vieron en Uruguay un movimiento contra cultural que podía cambiar las cosas dentro de nuestra profesión.

desachate-fn2Foto vía: jorgeluisnunez.blogspot.com.ar

Alfredo Giuria (abajo, derecha) uno de los fundadores de la emblemática agencia Viceversa, nos cuenta en primera persona: “Para mí el Desachate fue un grito contra todos los lugares comunes del status quo de la publicidad uruguaya de los 80. Fue una invitación o mojada de oreja a pensar que lo que hacíamos sólo tenía razón de ser, si podía competir con todo lo bueno que el mundo estaba haciendo. Fue una denuncia a todo lo chato que hacía que nuestro trabajo no mereciera respeto ni siquiera de nosotros mismos. Fue un manifiesto tanto hepático como intelectual para poner a la creatividad en su altar, y sacarla de donde muchas veces seguimos viéndola. Una propuesta sin límite de caducidad. Algunos Desachates han respetado al mango el espíritu inicial, otros simplemente volvieron a usar el nombre. El nombre sigue diciendo mucho más cada año que pasa”.

desachate-fn3

Cuenta la leyenda, que el querido Carlos Cotelo, músico, parte fundamental de la historia de la publicidad uruguaya (a quien vemos en la foto de arriba con su guitarra) fue el creador de la frase El Woodstock de la Publicidad. Algo que él mismo nos explica: “El Circulo se configura con agencias, creativos independientes, locutores, músicos, directores, fotógrafos, ejecutivos, actores. periodistas, filósofos..etc, etc.” Mientras recuerda, se entusiasma.

“Desde las primeras reuniones ya había un ambiente de cambio y fue invaluable todo lo que aprendimos y compartimos. El Woodstock de la Publicidad….así me salió un día esta frase para definir al Desachate…porque era un oportunidad única de ver tantos talentos juntos durante tres días y con una audiencia multitudinaria casi siempre. Tengo los derechos de autor de esta frase..en serio!!!”.

desachate-fn4Foto vía: arq.clarin.com

Cali Ameglio, Director y fundador de la productora Salado, con sede en varios países de Latinoamérica, recuerda con algo de nostalgia: “Para mi el Desachate es algo que forma parte de mi adolescencia profesional. Los primeros encuentros en Piriapolis son de los momentos más divertidos/creativos que recuerdo. Todo parecía nuevo y la sensación de ser una gran familia reinventando todo, no la volví a sentir mas. De todas formas creo que el espíritu original se mantiene y sigue siendo un evento donde la gente de verdad va relajadamente a cambiar opiniones y no simplemente a ganar premios”

Rafael Barthaburu y Juan Carlos Rodríguez, dos referentes creativos de la época dorada de Lowe Ginkgo, ganadores del primer León en Cannes para la Publicidad Uruguaya, quienes actualmente viven en el exterior, hablan del Festival que marcó a fuego a generaciones de creativos Latinoamericanos.

desachate-fn5

Rafa, el co-fundador de Sparkling México junto a Esteban Sacco, aporta una mirada lúcida: “Yo siento que el Desachate, al menos para mi generación, era nuestro Circo de pueblo. Llegaba noviembre y todos sabíamos que llegaba el Circo. Y que seguro venía con nuevos shows y nuevos animales, y que otra vez nos iba a deslumbrar y a sorprender. Y cuando el Circo se iba, todos nos quedábamos soñando con ser tan buenos malabaristas, payasos, trapecistas o domadores como aquellos que habíamos visto. Ojalá esa hermosa ilusión de esperar la llegada del Circo siga viva en las nuevas generaciones. Ojalá el Desachate siga trayendo nuevos Melquíades cada año.”

Por su parte, Juan Carlos, quien lleva años al frente del departamento creativo de la exitosa Badillo Nazca Saatchi & Saatchi en Puerto Rico, no se olvida de sus raíces: “El Desachate nace de la humildad de reconocer que estamos chatos. Eso es lo que le da una personalidad única y maravillosa, en un mundo donde siempre hay que pretender que todo está bien y a tope.”

desachate-fn6Foto vía: 67.media.tumblr.com.

Históricamente, el evento se desarrolló en la costa uruguaya bajo la consigna de que todos debían reunirse en un entorno alejado de la ciudad y de la rutina, para abrir la cabeza. Por primera vez, en Abril de 2015, se realizó en Montevideo, más precisamente en el Museo del Carnaval ubicado en la Ciudad Vieja. La razón? Llegar a otros actores de la industria como anunciantes, estudiantes de comunicación y consumidores, a los que les cuesta trasladarse al interior del país en un mundo cada más más intenso. El año pasado se realizó en Jacksonville, lo suficientemente cercano a Montevideo, lo suficientemente encantador desde el punto de vista arquitectónico.

montevideo.com.uyFoto vía: montevideo.com.uy

Este fin de semana se lleva a cabo una versión especial en Carrasco, llamada DESACATE, que como bien explica Leandro Gómez Guerrero, el CEO y director general creativo de McCann Montevideo y Presidente del Círculo Uruguayo de la Publicidad: “este evento lo organizamos desde hace 28 años y en el 2017 decidimos dejar verdaderamente muda a la “h” para transformar el encuentro en un “Desacate”. Así vamos a proyectar el espíritu de este “Woodstock de la publicidad”, pensando en el dinámico presente y en el futuro de nuestra profesión.

Es que a pesar de seguir manteniendo el espíritu inicial de compañerismo, solidaridad y debate, el evento que lleva casi 3 décadas ininterrumpidas, donde dejaron huella figuras locales como Claudio Invernizzi, Gabriel Roman o Pipe Stein; junto a referentes internacionales como Jacques Séguéla, Washington Olivetto, Marcello Serpa, Agulla y Baccetti, Fernando Vega Olmos, David Droga o Mark Waites, por citar apenas algunos ejemplos, no puede evitar renovarse. Es parte de su derecho adquirido.

Acerca del Autor

Editorial

Un editorial de What’s on FiRe no siempre está escrito por el editor. Muchas veces lleva la pluma de una persona destacada que prefiere mantener el anonimato. No estamos hablando del anonimato de aquel que tira la piedra y esconde la mano. Sino de la persona elegante que prefiere escribir por escribir dejando a un lado la vanidad. Así de romántico.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias