por Sabrina Tripoloni. Hace 10 meses

La cosa fue así. A uno de los clientes de la agencia le propusimos organizar una maratón. Al cliente le encantó la idea. Hasta acá todo bien. El tema es que la acción de campo abrió el campo de acción interno entre mis compañeros que se fueron sumando de a uno para correrla. La verdad es que no sabía que estaba rodeada de tantos atletas. Yo siempre los veo con el culo atornillado a una silla con rueditas. Rodando se desplazan de una mesa a la otra. De la recepción hasta la puerta del baño. La cuestión es que la lista interna se fue engrosando hasta que en un momento descubrí un puntito rojo en medio de la frente.

– “¿Y vos, Sabri? ¿Te anotás?”

No me dieron tiempo a desarrollar mi gastada excusa de la imposibilidad de correr un colectivo, cuando ahí nomás me dispararon.

– “Nooo, dejala, si ésta no corre ni un rumor”

Ah, nooo, ahí me hirieron el amor propio.

– Anótenme, fracasados!! Y los espero a todos en la línea de llegada!!

Creo que reaccioné así porque me encantan los desafíos, pero fundamentalmente porque no mido las consecuencias cuando me provocan. Soy como Marty McFly cuando le gritan “gallina”.

Después se me ocurrió preguntar.

– ¿Y cuántos metros hay que correr?
– 10 kilometros.
– Listo!.

¿Qué hice?!! 10kilómetros, 100 cuadras, 10 mil pasos. ¿Cuándo fue la última vez que dí 10 mil pasos en vida? ¿A lo largo de qué año habrá sido? Después, más tranquila, me puse a investigar (googlear) y me enteré que a las mujeres no nos dejaban correr porque decían que podíamos quedar estériles, perder la cordura y una larga y clásica lista de estupideces masculinas. La alemana Kathrine Switzer fue la primera mujer en correr con dorsal la Maratón de Boston y uno de los jueces la empujó para sacarla de la competencia.”Sal de mi puta carrera”, le gritó. Por suerte sus compañeros la rescataron y terminó la prueba.

MARATHONFoto vía: univision.com

En ese momento el desafío de los compañeros de la agencia se transformó en una cuestión personal. No hace tanto que se las mujeres se incorporaron al mundo del running. Y el fenómeno también atrajo a las marcas. Sorry, pero mientras me calzo las zapas y una remera antes de salir no puedo abandonar mi mirada profesional. Entonces, les cuento que Nike y Adidas compiten cada temporada con nuevos modelos de indumentaria y calzado que conjugan tecnología, con colores de moda y diseños de vanguardia, como nos gusta a las chicas. También me enteré que Under Armour y Asics, desembarcarán este año en la Argentina para competirles metro a metro.

zapatillas

Otro tema son las apps para runners, como el Nike+Running que me descargué y que miden distancias, nos proponen metas y la posibilidad de compartir nuestros avances con los amigos de Facebook.

.eleconomista.esjpgFoto vía: eleconomista.es

Cada vez hay más carreras exclusivas para mujeres, como los 5k McDonald´s, en Argentina se impuso el Farmacity Chicas en Rollers o las que organizan muchas comunas y municipios de latinoamérica. Y eso permite la segmentación y sumar a la prueba auspiciantes de los rubros que más nos interesan. Cosméticos, anteojos de sol, aguas saborizadas, accesorios de moda, o campañas para tomar conciencia sobre el cáncer de mama o denunciar la violencia de género.

maratonFoto vía: loqueva.com

Toda carrera se completa dando el primer paso. Y para mí, el primer paso era salir a entrenar. En tren de confesiones debo decir que mi gran sueño era ser astronauta. Ahora que hice mis primeros metros reconozco que algo de aquel sueño debe haber quedado porque ando a los saltos de canguro como Neil Amstrong sobre la superficie lunar. Mi estilo ya fue retratado por el personaje de Phoebe en Friends.

Yo hablo hasta por los codos, como dice mi abuela. Pero en ese primer entrenamiento hubo una palabra me faltó todo el tiempo: Aire. Bueno, ya estamos en carrera. Ojalá pueda cruzar la meta. Será un pequeño paso para una maratonista, pero un gran salto para publicidad.

Acerca del Autor

Sabrina Tripoloni

Completamente en desacuerdo con la frase: el que mucho abarca, poco aprieta. Me dedico a la producción, a la creatividad, al cine, la publicidad, los eventos y el arte en general desde muy pequeña. Reincidente en FiRe y adicta al trabajo.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias