Recuerdo cuando niño, esperar a que sean las 0hs del 24 de diciembre y en paralelo al brindis, abrir los regalos que me trajo Papa Noel y encontrarme entre algunos juguetes, siempre, con un par de medias o un hermoso calzoncillo a lunares. Esas sí que eran navidades.

Foto vía: scarlatareyes.es

Nunca en mi familia apareció Papá Noel y hay varias teorías, mi padre o tíos eran delgados, igual que las almohadas, no había chimenea, éramos judíos o mis padres que eran tan modernos que, sutilmente nos hicieron saber, a mi y a mi hermana que ese señor no existía.

Creo que mientras hubiera regalos en el arbolito, podíamos obviar eso de Santa, el trineo y los renos que me imagino hoy, algún niño puede preguntarse, por qué Santa explota a esos pobres animalitos?

ichef-bbci-co-ukFoto vía: BBC.com

Al pasar el tiempo, al llegar otras navidades, solo se fueron acentuando los regalos de medias y calzoncillos a lunares o con otros motivos más sofisticados como anclas, calaveras o corazones, además de encontrarme en la mesa con algunos personajes extraños que ya no resultaban tan simpáticos y a veces desconocidos.

Todo ese espíritu,  se fue transformando hasta que el común denominador fue y es: donde los hacemos? las bebidas? Quién se hace cargo de la abuela? y el Vitel toné?  Dijimos que no se habla de fútbol y de política. Y religión? Ah ¡cierto que es una festividad religiosa. Por que la tía tiene las tetas casi afuera? Cómo creció Marielita!!!! será cierto eso de que tener relaciones con primos hermanos…

k60-kn3-netFoto vía: minutoya.com

Nada, cuando uno crece, las cosas cambian, tal vez porque uno se da cuenta de que puede ser una gran festividad familiar o una gran farsa, también familiar, donde por unas horas tratamos de fingir que todo está bien y a veces lo está, pero, que hace ese desconocido sentado en mi lugar?

2-bp-blogspot-comFoto vía: diciembrenavidad.com

Al final, todos nos lamentamos de esas personas que la pasan solos, que no tienen con quien brindar a la hora señalada según Crónica TV, que tienen la mala suerte de no tener que viajar horas y horas a otras casas, prepararse para tener un vestuario acorde y adecuado e incomodo, previamente haber pasado por un centro comercial atestado de gente aprovechando las ofertas de 2×1, 3×2, 2×3 o cómo es que se me fue todo aguinaldo en 18 cuotas, pobre gente perderse todo eso!

media-istockphoto-comFoto vía: media.istockphoto.com

Pero hay más, lo peor, en el instante donde todos abren sus regalos, no poder deleitarse con un bello par de medias o un hermoso calzoncillo estampado con Papá Noel flotando con sus renos para que cada vez que te lo pongas, te mires al espejo y no olvides por un instante, el fantástico espíritu navideño.

Jojojo, feliz navidad para todos!

Acerca del Autor

“El Gurú” Gustavo Agüero

Publicitario. Director de Arte. Inició su carrera en Gowland Publicidad y sin parar hasta el día de hoy, siguió su camino por distintas agencias como; Ratto-BBDO, Graffiti Darcy, Pragma FCB, DDB Argentina entre otras. Actualmente trabaja como Visual Maker en FiRe Advertainment.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias