por Redacción . Hace 8 meses

Todo comenzó en 1993 cuando America Online comenzaba a regalar discos a todo el mundo para que se conectaran a Internet. Estudiando en Oxford, Reid Hoffman se dio cuenta de que quería tener una relevancia mucho más amplia en la vida de la gente, así fue que pensó en iniciar una compañía de software y con eso tendría un alcance de millones de personas.

ReidHoffman-fn1Foto vía: businessinsider.com

A través de la red, conoció a un par de capitalistas de riesgo que le dijeron: “Nos estás pidiendo que invirtamos millones de dólares en tu compañía y no has hecho esto antes. Consigue un trabajo primero”.

Su paso por Apple y la creación de Socialnet.

Gracias al compañero de cuarto de un buen amigo de Stanford, encontró una muy buena oportunidad en Apple, donde trabajó en eWorld, un primer intento de crear una red social. Después de Apple, pasó a Fujitsu para saber de administración de productos y conocer el lado de los negocios.

Testigo del mercado online en ebullición, lo que en realidad quería era salir del mundo corporativo y comenzar a crear nuevos negocios, así que renunció a su puesto en Fujitsu en julio de 1997 y al mes siguiente fundó su primera compañía: Socialnet.

Socialnet se concentró en citas, aunque también incluía actividades como encontrar compañeros para jugar golf o Roommates y cosas así.

Recaudó dinero de algunos capitalistas de riesgo muy buenos, pero entendió que la primera vez que uno hace algo, aprende muchas lecciones. En este caso fue que, por más que uno esté construyendo un producto increíble, debe tener muy clara la estrategia de distribución del producto. ¿Cómo se obtienen millones de usuarios y después decenas de millones de usuarios? En Socialnet tenían un mal modelo; pensaron que se asociarían con algunos periódicos, pero no funcionó.

La aventura en PayPal.

Mientras hacía Socialnet, un buen amigo que estudiaba en Stanford, Peter Thiel, había empezado un pequeño fondo de inversión y conoció a otro tipo llamado Max Levchin. Cuando decidió dejar Socialnet para comenzar otro negocio propio, fue Peter quien le dijo: “No, no hagas eso todavía, ven con nosotros, estamos a bordo de un cohete que está a punto de despegar”.

(Hoffman aceptó la oferta de Thiel y se unió a PayPal como vicepresidente ejecutivo encargado del desarrollo del negocio).

PayPal era una mina de oro pero no estaba funcionando como los fundadores querían, así que Reid armó un equipo con gente que tuviera experiencia en la industria bancaria, en la industria de las regulaciones, en la industria de Internet y de los pagos. De este experimento, surgió su visión de cómo el mundo laboral estaba cambiando.

El nacimiento de Linkedin.

“No se puede perfeccionar una idea mientras estás en un trabajo, porque si comienzas a hablar con mucha gente y empiezas a estudiar el mercado y todo eso, entonces no estás haciendo tu trabajo actual bien. Así que yo tenía ideas, pero no había llegado al punto donde pudiera decir: “esto es”. Le confesó Hoffman a CNNMoney.com

Después de que vendió PayPal a eBay, quedó felizmente desempleado y fue ahí que decidió empezar LinkedIn porque sentía que el espacio profesional era muy interesante. Con suficiente dinero luego de la venta, decidió financiar él mismo el startup de su nueva empresa.

En 2002, el ambiente en Silicon Valley no era el mejor para las punto-com. Los inversionistas estaban desencantados luego de la explosión de la burbuja, pero eso era parte de la ventaja competitiva: Reid estaba convencido de que podía mostrarles algo distinto.

El comienzo fue lento porque quería asegurarse de que el sistema funcionara. Los trece socios de la compañía invitaron a 112 personas y así comenzó la aventura de esta red que hoy tiene más de 50 millones de profesionales conectados e interactuando.

No es fácil el crecimiento.

En el verano de 2006, se dio cuenta de que tenía dos serios problemas. Uno: necesitaba ampliar la compañía. Dos: necesitaba que sus productos pasaran de ser monotemáticos a pluritemáticos. Es decir, tener a toda la gente en búsquedas y perfiles, en plataformas, en grupos, en directorios.

Se dijo a sí mismo: “Cuál de estos retos será el más complicado?”. Y se dió cuenta que lo más difícil estaría del lado del desarrollo del producto. Así que contrató a Dan Nye para que lo reemplazara como CEO y se metió de lleno en el desarrollo de las nuevas funcionalidades para hacer de Linkedin un producto más cercano y vanguardista.

En los dos años que Nye estuvo en LinkedIn, los miembros del sitio pasaron de 9 millones a 35 millones y las ventas subieron un 900%. La compañía también sumó cientos de empleados y se expandió hasta Europa.

Aunque había un problema: el CEO era bueno, pero Reid era el accionista más importante y la compañía estaba basada en su visión. Luego de fuertes encontronazos, Hoffman regresó al frente de la empresa y los resultados le dieron la razón.

El 19 de Mayo de 2011 Linkedin se convirtió en la primera red social de EEUU en poner acciones en la bolsa de valores, con un precio inicial de 45 dolares la acción. La respuesta por parte de los inversionistas fue tal, que estas acciones subieron 109%, hasta los 94 dólares y su monto bursátil alcanzó los 8.900 millones de dólares en Wall Street.

A pesar de todo, la filosofía de LinkedIn no ha cambiado, en todo caso ha crecido. Siempre se trató de profesionales haciendo negocios en red.

“Aún falta, pero vamos bien”, dice el siempre inquieto Reid Hoffman.

Acerca del Autor

Redacción

Somos el staff de redactores/colaboradores de What’s on FiRe con base en Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Miami y Barcelona. . ¿Esto quiere decir que preferimos no dar la cara? Al contrario. Muchos de nuestros artículos son colaborativos, así que nos gusta presentarnos como un equipo, que es lo que mejor nos define.

Entradas de

Comentarios

Más Noticias